Contratar Artista

Chaqueño Palavecino

Oscar Palavecino nació el 18 de diciembre de 1959 en una aldea del Chaco salteño. Allí habitan comunidades aborígenes tobaswichí y chorote. En el paraje Rancho El Ñato limitan tres naciones: Argentina, Paraguay y Bolivia. Su madre se llamaba Estela, tenía 35 años el día que nació Oscar. Doña Estela tuvo que cumplir un doble rol, ser madre y padre al mismo tiempo. Desde niño trabajó para poder colaborar en casa. A los 9 años enfrentó la enfermedad de su madre. En ese entonces tuvieron que vender sus pocas pertenencias e instalarse en Tartagal con sus hermanos Pascual, Juan Pablo y Lucho. Vivieron en la casa de sus tíos durante largo tiempo.

Por la mañana asistía a clases y por la tarde trabajaba de cartonero y botellero. En 1976, cuando Oscar tenía 17 años falleció su madre. A partir de allí comenzó a vivir solo, pues sus hermanos habían conseguido trabajos en Salta. Uno de ellos, Juan Pablo, llevó a Oscar a Salta a vivir en casa de una tía, quien le consiguió su primer trabajo en la ciudad, cargando y descargando garrafas. Luego de hacer el servicio militar, regresó y reanudó sus tareas en la compañía de garrafas, pero entonces realizando transporte.

Comenzó su vida como chofer recorriendo rutas de Vespucio, Pocitos, Orán y Salta hasta llegar a Buenos Aires. Convivían su pasión por el trabajo y por el canto.

De a poco hizo sus primeros pasos como cantor; comenzó a presentarse en la peña Gauchos de Güemes y en la Parrillada de Don Johnny. De esta manera comenzó a atravesar el miedo al público: solo quería que lo escucharan cantar.

Cuando tenía 25 años formó su primer grupo: Pilcomayo Tres. Lo formaban en el Negro Gómez (violín), Elvio Condoríen (guitarra) y Oscar (bombo). Con el grupo recorrió el norte y Qatar, donde fue muy bien recibido. Con el alejamiento del violín se separó del grupo.

Proyectando armar su próximo grupo, Oscar convocó a Oscar Bazán en la primera guitarra, a Don Lucas Cabral en el bandoneón, Elías Balderrama en la segunda guitarra (lugar que había sido ocupado antes por Cabeza) y en la percusión a Pascual Toledo (sucedido por Dante Catán y Dante Delgadillo, que fueron percusionistas por poco tiempo).